Archivo de la etiqueta: PC

Elden Ring: Un juego para atarnos a todos

El nuevo juego de FromSoftware promete traer una revolución al genero souls-like. En apenas las primeras 24 de su lanzamiento oficial ya rompe records en streaming en Twitch y calificaciones en las mejores y más reconocidas revistas y blogs.

Ahora que ya tenemos el juego instalado y empezamos a probarlo, podemos concluir que todos los elogios son bien merecidos. El juego es una delicia en calidad técnica, sonido, gráficos, mapa, historia, enemigos y jugabilidad.

Luego de las primeras tres horas y de morir una docena de veces, el jugador termina su curva de aprendizaje y empieza a disfrutar del desafío completo y vasto del mapa.

El sigilo y el planeamiento antes de cada estructura son vitales.

Mi primera impresión fue que el juego tiene un nivel de dificultad apropiado, donde los errores se pagan caro y, como todo juego del estilo souls, instan al jugador a volver sobre sus pasos.

En mi primer hora de juego estuve rondando las arboledas cerca del punto inicial y encontré una cueva con lobos; al final de la cueva hay un pasaje cubierto por niebla. Todo jugador de souls-likes sabe que del otro lado se encuentra un jefe que me tomó unos ocho intentos derrotarlo.

Se siente bien derrotar a un jefe

En estos días estaremos compartiendo más noticias sobre este juego. Por el momento, me voy a seguir pasándolo.

El Baúl de los recuerdos: Age of Empires 2

Fue en el 2001 cuando, en la oficina que mi papá compartía con un socio abogado, conocí el Age of Empires. Este socio, un tico que estudió en Polonia, había comprado el juego en un aeropuerto en Estados Unidos durante su viaje de regreso y lo instaló en su PC del trabajo.

Me preguntó si quería probarlo y ahí empezó mi relación más larga con un genero de videojuegos, los RTS (Real Time Strategy).

En algún número de PG Gamer, la famosa revista de videojuegos, llamaron al género RTS: «el jugar a ser dios» y es que, en casos como los de Age of Empires, el destino de pueblos y civilizaciones enteras dependen de las decisiones del jugador y no solo el éxito militar, sino también el económico.

Age of Empires es un concepto muy simple: un centro urbano, aldeanos que colecten recursos, recursos que se convierten en edificios como una herrería, un castillo, barracas o establos. De esos edificios, consumiendo recursos también, salen los guerreros que combatirán contra las unidades del o los enemigos en tierra y agua.

Así se ve el centro urbano, rodeado de granjas, casas y edificios militares.

Los recursos a disponer son la madera, talada de los arboles del mapa; la piedra, sacada de canteras y esencial para construir castillos, murallas y las «maravillas» (edificios únicos de cada civilización); el oro, usado para comerciar y pagar a los guerreros, y la comida que se puede obtener de animales de granja, salvajes, granjas y del mar.

Desde que salió en 1999, Age of Empires 2 ha tenido expansiones, nuevas ediciones y, recientemente, una edición definitiva con todo el material creado, gráficos renovados, nuevas unidades y lo mejor de la música original.

De hecho, el OST está disponible en Spotify y es un deleite escucharlo, especialmente cuando el trabajo requiere concentración.

Tal vez lo más icónico del juego sean las campañas; estas son sets de diferentes mapas asociados por una historia en las que el jugador toma el rol de una figura histórica de las épocas medievales, y donde destacan memorables nombres como William Wallace, Juana de Arco, Federico Barbarroja, Saladino o Genghis Khan.

Así se ve la nueva versión, con nuevas campañas

La narración es muy intensa y bien escrita, las misiones son bastante complejas, pero con niveles de dificultad ajustables que permiten que el jugador tenga control completo de la experiencia. Igual aplica para los mapas regulares, donde el jugador puede elegir contra cuántos rivales competir en un escenario generado de forma aleatoria.

Un clásico y favorito de muchos, Age of Empires 2 es uno de esos juegos que los gamers veneramos en un nivel donde hay muy pocos.

Puntuación: 5 de 5.